Eva Milà
GAE. Grupo de Abastecimiento y Ahorro Energético, S.L.
   

La Ley 38/1999, de 5 de Noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE) que entró en vigor en Mayo de 2000 autorizaba al Gobierno para que en un plazo de 2 años elaborara el proyecto de lo que habría de ser el conjunto de normas y requisitos básicos que los edificios habrían de cumplir con el objetivo de mejorar su calidad y fomentar así la innovación y el progreso tecnológico en la edificación, armonizando la normativa española con la comunitaria en el ámbito de la edificación.

Documento Básico HE –Habitabilidad. Ahorro Energético

En este documento espefífico se recogen las prescripciones relacionadas con el ahorro de energía, aplicando criterios exigentes de eficiencia energética, y dando respuesta a los compromisos de Kyoto relativos a la reducción de emisiones de dióxido de carbono.El documento se estructura en cinco apartados:

  • HE 1 - Limitación de la demanda energética.
  • HE 2- Rendimiento de las instalaciones térmicas.
  • HE 3- Eficiencia energética de las instalaciones eléctricas.
  • HE 4- Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria.
  • HE 5- Contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica.

El objetivo básico es conseguir un uso racional de la energía necesaria para la utilización de los edificios, reduciendo a limites sostenibles su consumo y logrando que una parte de dicho consumo proceda de fuentes de energía renovables.

HE 4 –Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria

Dentro del contexto de ahorro energético, los sistemas de aprovechamiento de la energía solar, se han revelado como la tecnología renovable de mayor incidencia en edificación, especialmente la energía solar térmica.

Así pues el CTE obligará en el ámbito estatal a que los nuevos edificios con previsión de agua caliente sanitaria, cubran una parte de las necesidades energéticas derivadas de dicha demanda mediante la incorporación de sistemas de captación, almacenaje y utilización de energía solar de baja temperatura, adecuada a la radiación solar global de su ubicación y a la demanda total del agua caliente del edificio. Los valores derivados de esta exigencia tienen la consideración de mínimos, sin perjuicio de valores más estrictos que puedan ser establecidos por las administraciones locales competentes y que contribuyan a la sostenibilidad, atendiendo a las características propias de su ámbito territorial.

HE 5 –Contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica

El Código Técnico de la Edificación regula la incorporación de sistemas fotovoltaicos de captación y transformación de la energía solar en energía eléctrica, ya sea para uso propio o para su vertido a la red eléctrica. También en este caso, los valores derivados de esta normativa tendrán la consideración de mínimos, sin prejuicio de valores más estrictos que puedan ser establecidos por las administraciones competentes y que contribuyan a la sostenibilidad, atendiendo a las características propias de su ámbito territorial.

Conclusión

Con la entrada en vigor el próximo año del Código Técnico de la Edificación, se prevé que en el año 2010 se logrará la cifra de 4,5 millones de metros cuadrados de placas solares instalados. En el momento actual, la cifra es algo superior a 500.000 metros cuadrados.

En Cataluña se han implantado hasta el año 2004 un total aproximado de 25.000 metros cuadrados. Las ordenanzas municipales han sido un fuerte agente dinamizador, puesto que si bien sólo son 25 los municipios con ordenanzas solares, con los mismos se cubre más del 49 % de la población catalana. Hasta la fecha todos los municipios con ordenanzas solares, a excepción del de Torredembarra, pertenecen a la provincia de Barcelona. No obstante, la mayoría de los municipios están elaborando sus propias ordenanzas solares. Con el fin de dar soporte a estas iniciativas municipales, la Generalitat de Catalunya, a través del Institut Cátala d'Energia, y otras instituciones, ha creado el Centre de Suport a les Ordenances Solars (CSOS) cuya finalidad es la de identificar los puntos críticos de la implantación real de las ordenanzas solares, fomentar la calidad y el intercambio de experiencias.

Historia de un proyecto complejo

La elaboración del Código Técnico de la Edificación ha sido una tarea ardua y compleja. Los equipos de trabajo multidisciplinar han estado compuestos por numerosos expertos, bien a título individual o formando parte de aquellas instituciones de máximo nivel de todo España, en el ámbito de la edificación, que se han querido adherir al proceso. Entre ellos figuran: CEDEX, Instituto de Acústica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña, Instituto Valenciano de la Edificación, Instituto de la Construcción de Castilla y León, Departamento de las Universidades Politécnicas de Madrid, Cataluña y Sevilla, Escuelas de Arquitectura, Ingenieros Industriales, Caminos, Canales y Puertos, etc.

Instalación de energía solar en la rehabilitación del Poble Espanyol de Barcelona

 
Con la entrada en vigor el próximo año del Código Técnico de la Edificación, se prevé que en el año 2010 se logrará la cifra de 4,5 millones de metros cuadrados de placas solares instalados. En el momento actual, la cifra es algo superior a 500.000 metros cuadrados.
 

La gran complejidad del CTE, que unifica en un solo documento todas las disciplinas relacionadas con el proceso de la edificación, queda reflejada en el hecho de que en Mayo de 2002, el primer proyecto elaborado constara de más de 1700 páginas y estuvieran inscritos en el foro de trabajo más de 500 expertos.

No es de extrañar pues que haya requerido un período de audiencia pública superior al habitual para su conocimiento, aportación de sugerencias y observaciones por parte de los agentes sociales y profesionales implicados en la edificación.

Este primer proyecto del CTE estuvo abierto a información hasta finales del 2002, Durante los meses siguientes, a lo largo del año 2003, se procesaron y estudiaron las casi 3.000 alegaciones recibidas, dando lugar a un segundo proyecto que abordó su fase final de tramitación.

El segundo proyecto de Código Técnico de la Edificación fue remitido oficialmente por la Dirección General de la Vivienda, Arquitectura y Urbanismo del Ministerio de Fomento, a los servicios de la Comisión Europea en Bruselas, según establece el Real Decreto 1337/1999 de 31 de Julio, por el que se regula la remisión de información en materia de normas y reglamentaciones técnicas en el ámbito comunitario.

El 26 de Abril del presente año, finalizó el periodo reglamentario de información de tres meses desde el momento de su recepción en Bruselas. Así pues, en el momento actual, el Código Técnico de la Edificación está solamente pendiente de su publicación en el BOE. Si a ello sumamos la obligada transposición a la legislación española de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en la Edificación, aprobada a finales del año 2002 y cuyo cumplimiento ha de realizarse antes del comienzo del 2006, es previsible que la entrada en vigor del CTE se produzca en el transcurso del 2005, con la serie de cambios a nivel normativo que ello significará.

Si bien en un principio, la mayor parte del contenido técnico del CTE es similar a las normativas anteriores, también es cierto que existía la necesidad de reordenar y actualizar la reglamentación, puesto que la normativa vigente en edificación es sobreabundante y compleja, al tiempo que incompleta y dispersa. Este nuevo marco identifica, simplifica y completa la reglamentación técnica existente, facilitando su aplicación y su acercamiento a las normativas internacionales más avanzadas.