Energía solar térmica. Una de las inversiones más rentables para el propietario de una industria sería el incorporar, a poder ser desde un primer momento, la º a sus recursos energéticos. Hay que tener en cuenta que si en el proceso industrial al que van destinadas instalaciones, interviene un consumo importante de agua caliente, el aprovechamiento de las áreas de insolación del edificio pueden representar un ahorro energético de un 30 a un 60 % . El empresario podrá también gozar de la correspondiente autonomía en las fluctuaciones del coste del mercado energético convencional.