Son ya 15 los ayuntamientos de la provincia de Barcelona en donde existen también la obligatoriedad de incorporar colectores solares en rehabilitaciones y en edificios de nueva construcción.